miércoles, 19 de octubre de 2011

Estábamos contentos de saber que iba durar por un buen tiempo


Estábamos contentos de saber que iba durar por un buen tiempo, aunque no se supiera muy bien lo que se estaba haciendo y, a decir verdad, no estaban completamente seguros de que si duraría en realidad tanto tiempo ni cuanto. Él siempre se había lanzado a la practica de lo desconocido, es decir, que era asiduo a ese lugar en el cual te encomiendas a una acción sin realmente saber por donde cometerás los pasos andando. No sé, si de algún modo, en la vida no hay problemas, sólo soluciones que aún no hemos encontrado, pero lo cierto es que a veces es un poco complicado seguir planeando un camino por el cual nunca se debería pasar.
La cuestión de escribir sin motivo. Motivación en si misma. Mucha fe de por medio, por lo demás.
El infinito apremia y la verdad recela. Nunca habíamos tenido nada parecido a la felicidad absoluta, pero sin duda si que habíamos gozado.
Se encontró un trozo de papel, en éste solo se leía: "Estamos bien, en el refugio, los 33", ahí es cuando empezó a atar cabos y darse cuenta de la capacidad visionaria de aquella voz que respondía a los dos goles diciendo que estaban vivos los treinta y tres.
Vaya motivación para un chaval decirle marico. Vaya escena para un pibe, gritarle huevón.
Nunca se pondrá el acuerdo en vigencia, pero siempre nos acordaremos de su abuelo en su estudio.
Escuchando operas con subwoofers, traviatas modernas solucionadas con lapices amarillos bien tarjados.
Hacía cosas raras, cabe aceptarlo, pero obviemos lo sucedido en la selva de su cabeza. No hay mas campo para el surrealismo ni dadaísmo, pero aún así sabemos que el minimalismo no entra tampoco.
La fuerza de lo contundente de lo fácil de lo automático quiere saber si alguna vez se trabajará para conseguir algún tipo de técnica para verse como alguien.
Alguna persona se atormenta al ver y presenciar lo sucedido en los bancos y policías. No lo leas ni lo veas, la verdad está en tus manos y en tu mente, de repente así sucedió y hay que aceptarlo.
Hoy no estoy para esto de la técnica con sentido y coherencia literaria, y soy capaz de referirme a lineas de pensamiento y técnicas antiguas de escritura, aunque acepto que no le pido a nadie que lea esto, ir de lo mas profundo a lo mas externo y como antes, de los mas personal a lo mas universal en cuestión de microsurcos de sonido, pues no es tarea fácil si se sabe como hacerlo. Si no lo sabes, sí que será mas fácil, eso es sabido.

No hay comentarios: