martes, 20 de noviembre de 2007

Nunca

llega un momento en la vida de toda persona en la cual se pregunta
¿que habré hecho en mi vida que me enorgullezca?
llega ese momento en que te cuestionas, hasta que punto no será que estas dejando tus sentimiento a lo ajeno.
que quizas eso no es lo que tu quieras y que tu abstraccion tiene una razon contundente.

Podríamos hablar por supuesto de la quimica cuantica y sus efectos inmediatos en la vida diaria de su practica aplicada.
Tambien nos podriamos cuestionar cada minimo detalle de una accion hecha bajo los efectos de la sorpresa.
Que a veces nos hace arrepentirnos de por que actuamos así.
Hay traumas en la vida, se habla de eso.
Aunque nadie quiere hablar de aquello en realidad.
Y que te dejan solo.
Y que uno mismo, tú, te dejas solo.
Y que sientes exito, y te sientes amado.
Nunca antes te habías sentido igual
Aunque es cierto que si.

Y, ahora, quiero hablar de mi.
que no me doy cuenta.
que la cosa es simple.
y sigo cayendo en la trampa.
y es tan facil... y es obvio...
pero nos atrae la duda, la desconfianza.
dada la circunstancia al final siempre eres el mismo.
ahora no estas hablando de ti...
pero lo estoy sintiendo...
tu haces tu dialogo
y luego te quejas
que estupides...
sobretodo porque venías de pasarlo tan bien,
y crecer...
que no vendría a cuento hablar de lisuras como tu oficio, mujer.
ya tu sabes que yo vengo lento...
y se nota a leguas, como deciamos antes, es obvio
pero no dudo de mi
todo lo contrario, solo que me olvido a veces,
caigo en la trampa.

nunca trazo un plan, porque me enseñé que no era necesario.
y me lo creí.
y las consecuencias de eso son a la cuadrada,
y tenemos que vivir con aquello, trae consecuencias malas y buenas.
las malas bótalas al tacho,
y un consejo:
nunca sigas un consejo.

06sept2007

No hay comentarios: